Un ratito de locura.

La brillante luz del sol a través de las cortinas, un espejo chulo, un ratito a solas y los quince minutos libres. A veces ocurren estos momentos mágicos cuando parece que todos los astros del Universo se alinean para enviarte señal que ÉL ha llegado. Y no puedes desaprovecharlo.

Es él, tu momento mágico de hacer el payaso sexy delante del espejo, cuando nadie te ve y no te asusta salir horrible en las fotos. Es el maravilloso momento de tu selfie furtivo. Los ojos brillantes de tu reflejo en el espejo te incitan a atreverte a probar algo nuevo. Empieza la caza de seducción. Morritos, sonrisas. ¿Quién seduce a quién – tu reflejo a ti o tú a él? Empiezo a desabrochar los botones. Chick…

La acción se desplaza al sofá, después mas bajo, en la alfombra, sentada, tumbada. La sesión sube de tono, empieza el frenesí…

Cuando suena el teléfono, me descubro a mi misma semidesnuda y despeñada, llena de manchas rojas de excitación y sin entender como he llegado a estar así. Pero me resulta divertido. Guiño a mi reflejo, me visto en un minuto y vuelvo a mi vida seria y formal.

Solo el espejo (y ahora tú) seréis partícipes de mi pequeña locura.

6 comentarios sobre “Un ratito de locura.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: