Los efectos del calor.

Calor… Una pequeña gotita de agua que nace en la nuca baja lentamente por la espalda, siguiendo la vía marcada por la columna vertebral  hasta llegar a su destino: parte superior de las nalgas, justamente en el centro de estas. Es una caída que estimula pequeños y casi invisibles pelitos en el cuerpo, produciendo un efecto llamado piloerección a lo largo de su caída. Estas pequeñas micro erecciones activan el engranaje de excitación  del cuerpo entero, con pequeñas olas, casi imperceptibles al principio pero que por el efecto acumulativo llegan a trastornar nuestra actividad diaria y redirigir los pensamientos desde las tareas habituales hacia unas ganas tremendas de satisfacer deseos carnales.

Siempre he pensado que los países caribeños son tan sexuales porque todo el mundo se contagia de la gran locura sensual por el calor y sus efectos. El sudor humano contiene feromonas y es capaz de provocar la excitación en la gente del sexo contrario que se encuentra cerca e, incluso, en uno mismo, precisamente por estas pequeñas olas de las piloerecciones (me encanta como suena esta palabra). El sudor de una persona sana no huele mal y desde la antigüedad servía como invitación a los que se encontraban cerca a mantener las relaciones sexuales, reduciendo los niveles de alerta frente al peligro y rebajando los niveles de razonamiento lógico. Las feromonas nos volvían (y siguen haciéndolo) más animales, más sensitivos y más perceptivos, nos acercaban a la naturaleza.

No me gusta el aire acondicionado en mi despacho y normalmente lo apago, pero el calor con el paso de las horas se aumenta, lo que  provoca que por la tarde ya no puedo ni leer, ni escribir, ni pensar. Nada mental. Solo quiero tocarme, dejando la mente en blanco. De forma muy libidinosa, sin prisa, disfrutando cada caricia. Imaginando los lejanos paraísos tropicales, los cuerpo húmedos que me rodean, los besos que me cubren y las danzas salvajes en los que yo soy la gran sacerdotisa, que rinde el culto al amor carnal (el único capaz de producir la vida y, por lo tanto, el más sagrado).

calor-2

Es el primer video que redacto en mi vida. Así que, por favor, no seas muy crítico conmigo. De banda sonora he puesto la versión de Joe Cocker que me tiene hechizada (aunque la versión de Nina Simone también está muy sensual), llevo ya un par de semanas tatareándola a todas horas, la estaba murmurando incluso en el momento de la grabación. Entiendo que una canción sensual caribeña también pegaría mucho pero evocar los sonidos de la calurosa Florida me pareció apropiado para transcribir lo que yo sentía en aquel momento.

4 comentarios sobre “Los efectos del calor.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: